Archivo | El calor RSS feed for this section

El calor

17 May

El calor:
La primavera va pasando y el verano se está acercando, lo que conlleva un aumento de las temperaturas, más calor, un sol constante, etc. El calor  afecta de manera diferente a las personas, pero las altas temperaturas suelen generar una sensación de cansancio y agotamiento, falta de ganas de hacer cosas, etc.
Para los estudiantes es una época difícil, llega el final del curso y con ello los exámenes finales, además están las altas temperaturas y con el calor se encuentran más cansados, no tienen ganas de sentarse a estudiar, se agobian, etc. Por ello, desde este blog os recomendamos una serie de pautas para afrontar los exámenes finales en estos días de calor:

  • Tomar agua o bebidas refrescantes, así estaremos hidratados y compensaremos el desgaste. Tener la bebida o el agua en la habitación para así no tener que salir a buscarla.
  • Estar bien alimentados, pero evitando comidas copiosas.
  • Tomar frutas, que tienen agua, azúcar y vitaminas, además de ser refrescantes.
  • Tener el cuarto de estudio bien ventilado, y de vez en cuando abrir la puerta o ventana para que se refresque y no tome mucha temperatura. Otra opción puede ser emplear un ventilador.
  • Descansar o dormir una pequeña siesta (25-30 minutos) en caso de estar muy cansados y sofocados.
  • Emplar ropa ligera y cómoda.

Para finalizar, destacar que es importante ponerse a estudiar con la mente despejada, sin pensar en el calor, ya que podemos emplear recursos para evitarlo o disminuirlo, y seguir una buena planificación y organización del estudio.

El calor

17 May

El calor:
La primavera va pasando y el verano se está acercando, lo que conlleva un aumento de las temperaturas, más calor, un sol constante, etc. El calor  afecta de manera diferente a las personas, pero las altas temperaturas suelen generar una sensación de cansancio y agotamiento, falta de ganas de hacer cosas, etc.
Para los estudiantes es una época difícil, llega el final del curso y con ello los exámenes finales, además están las altas temperaturas y con el calor se encuentran más cansados, no tienen ganas de sentarse a estudiar, se agobian, etc. Por ello, desde este blog os recomendamos una serie de pautas para afrontar los exámenes finales en estos días de calor:

  • Tomar agua o bebidas refrescantes, así estaremos hidratados y compensaremos el desgaste. Tener la bebida o el agua en la habitación para así no tener que salir a buscarla.
  • Estar bien alimentados, pero evitando comidas copiosas.
  • Tomar frutas, que tienen agua, azúcar y vitaminas, además de ser refrescantes.
  • Tener el cuarto de estudio bien ventilado, y de vez en cuando abrir la puerta o ventana para que se refresque y no tome mucha temperatura. Otra opción puede ser emplear un ventilador.
  • Descansar o dormir una pequeña siesta (25-30 minutos) en caso de estar muy cansados y sofocados.
  • Emplar ropa ligera y cómoda.

Para finalizar, destacar que es importante ponerse a estudiar con la mente despejada, sin pensar en el calor, ya que podemos emplear recursos para evitarlo o disminuirlo, y seguir una buena planificación y organización del estudio.

El calor

17 May

El calor:
La primavera va pasando y el verano se está acercando, lo que conlleva un aumento de las temperaturas, más calor, un sol constante, etc. El calor  afecta de manera diferente a las personas, pero las altas temperaturas suelen generar una sensación de cansancio y agotamiento, falta de ganas de hacer cosas, etc.
Para los estudiantes es una época difícil, llega el final del curso y con ello los exámenes finales, además están las altas temperaturas y con el calor se encuentran más cansados, no tienen ganas de sentarse a estudiar, se agobian, etc. Por ello, desde este blog os recomendamos una serie de pautas para afrontar los exámenes finales en estos días de calor:

  • Tomar agua o bebidas refrescantes, así estaremos hidratados y compensaremos el desgaste. Tener la bebida o el agua en la habitación para así no tener que salir a buscarla.
  • Estar bien alimentados, pero evitando comidas copiosas.
  • Tomar frutas, que tienen agua, azúcar y vitaminas, además de ser refrescantes.
  • Tener el cuarto de estudio bien ventilado, y de vez en cuando abrir la puerta o ventana para que se refresque y no tome mucha temperatura. Otra opción puede ser emplear un ventilador.
  • Descansar o dormir una pequeña siesta (25-30 minutos) en caso de estar muy cansados y sofocados.
  • Emplar ropa ligera y cómoda.

Para finalizar, destacar que es importante ponerse a estudiar con la mente despejada, sin pensar en el calor, ya que podemos emplear recursos para evitarlo o disminuirlo, y seguir una buena planificación y organización del estudio.