Archivo | El Confucianismo – I. Confucio RSS feed for this section

El Confucianismo – I. Confucio

25 Jul

El Confucianismo – I. Confucio: Inauguro la sección de cultura con una serie de entradas sobre el confucianismo. En esta presentaré un breve resumen de la vida de Confucio y de la época en que vivió.

El confucianismo es una de las tres principales corrientes de pensamiento y religión que han conformado la cultura china a lo largo de milenios, y seguramente sea la más importante, además de la más antigua. Y es que aunque el budismo y el taoismo hayan tenido una profunda influencia a todos los niveles, la penetración del confucianismo en la política e instituciones chinas a lo largo de los siglos no tiene parangón. Además, sus preceptos han venido a conformar el núcleo de los valores aprendidos por todos los chinos desde su nacimiento.

Debo aclarar primero que “confucianismo” es un término inventado en occidente a partir del nombre de su fundador, Confucio. En China, sin embargo, a esta corriente de pensamiento se le ha llamado tradicionalmente “儒家 rú jiā“, o escuela de los letrados, por las razones que iremos descubriendo a lo largo de estos artículos.

El confucianismo representa el conjunto de corrientes de pensamiento y tradiciones basadas en las enseñanzas de Confucio y sus discípulos. Si hacemos caso a las fuentes más fiables, Confucio nació en el estado de Lu en el año 551 a.C, y murió en el 479, 10 años antes de que naciera Sócrates en el otro lado del mundo, y más de 50 años antes de que naciera Platón.

Confucio vivió en una época turbulenta. El poder del reinado de la dinastía Zhou se había debilitado hasta el punto de ejercer un poder meramente simbólico, mientras sus antiguos feudos se fragmentaban en una serie de estados independientes. Poco a poco, los estados más poderosos fueron anexionando sus vecinos más débiles, al mismo tiempo que otros estados eran sacudidos por conflictos internos y guerras civiles. Este período fue llamado en la historiografía china el de “Primaveras y Otoños” y se extendió entre los siglos VIII y V a.C. Este época de violencia in crescendo desembocó en un período de guerra generalizada entre estados a partir del año 475 a.C, cuatro años después de la muerte de Confucio, llamado el período de los Estados Combatientes, guerra cuyo vencedor se proclamaría primer emperador de una China unificada dos siglos y medio después.

El pensamiento de Confucio se fraguó en medio del caos político y social de su época, y en la sensación de decadencia de las costumbres y los valores morales. Nacido en una familia noble pero empobrecida, Confucio intentó al principio emprender una carrera política como correspondía a su posición. Sin embargo, pronto cayó en desgracia. Entonces emprendió una serie de viajes a lo largo de diferentes estados, intentando en vano que se aplicaran sus pensamientos políticos. Sin embargo, a pesar de su escaso éxito político, Confucio destacó como maestro y pedagogo, ya que logró reunir a numerosos discípulos que recogerían sus enseñanzas en un compendio de sentencias, diálogos y anéctodas llamado Analectas (论语 lún yǔ). Hablaré en detalle de ellas y de las enseñanzas que contienen en la siguiente entrada.

Anuncios