Archivo | V. Gramática y Sintaxis RSS feed for this section

V. Gramática y Sintaxis

25 Jul

V. Gramática y Sintaxis: Quizá ya lo hayáis intuido al leer la entrada anterior sobre formación de palabras: el chino es un idioma bastante lógico. Esto, afortunadamente, se refleja en la gramática y en la sintaxis. Pero aunque se podría decir que este es el aspecto más amigable del chino, por su escasa complejidad, también plantea problemas que ahora explicaremos.


El idioma chino carece, en su inmensa mayoría, de todo tipo de inflexión, sean conjugaciones al estilo del idioma español, o declinaciones como se pueden ver en el latín o en el alemán. Sus conceptos carecen por tanto de toda transformación que indique su género, posición sintáctica, tiempo, o número. Para que os hagáis mejor la idea, podríamos decir que el chino es un poco como el “indio” de las pelis de vaqueros. Al igual que el “tú ser hombre blanco” que todos habremos oído alguna vez en la tele, en chino diríamos:

Hay que notar que la frase en chino puede referirse tanto a una mujer como a un hombre (aunque se podría precisar más haciendo entrar en juego el concepto chino de “hombre” [男人]). Dicho esto podéis deducir que la escasa complejidad gramática del chino también puede ser un inconveniente en algunos casos. A medida que los enunciados crecen en tamaño, el entendimiento se hace más complicado pues no hay una gramática compleja que deje perfectamente claras todas las jerarquías. En referencia a esto, hay pocas maneras de descifrar el significado y la sintaxis de un enunciado en chino:

1. Mediante un muy reducido número de partículas
2. Por el orden de las palabras
3. Por un número aún más reducido de verbos que indican un tiempo o modo único
4. Por la presencia de indicadores de tiempo (complementos circunstanciales)
5. Gracias a las conjunciones de coordinación y subordinación
6. Mediante el contexto, como hemos ejemplificado

Sin embargo, todo esto dejará de ser por completo un problema una vez entendáis la lógica interna del chino. Os lo demostré tomando una noticia de hoy aparecida en un periódico digital chino, que he traducido literalmente, pero delimitando expresiones y utilizando inflexiones en los sustantivos:

Como podéis ver, ¡no es tan difícil! Vuestro trabajo con el chino se basará pues en su mayor parte en el aprendizaje de vocabulario. Y ya que os he mostrado un texto largo, me gustaría llamaros la atención sobre un par de puntos.
Muchos os habréis fijado en que en chino no hay espacios entre palabras, tan sólo signos de puntuación. En mi experiencia, os diré que ésta es otra razón muy poderosa por la que deberéis adquirir el máximo vocabulario posible. Al no haber espacios, no conocer bien el vocabulario significará que en ocasiones no sabréis si un carácter forma palabra con el anterior, con el siguiente, o va en solitario. Esta confusión se ve agravada por la escueta gramática del chino. Por eso, aunque en el texto que he puesto todo parece muy claro, es, después de todo, una traducción ya hecha por mí, que conozco ese vocabulario y cómo delimitarlo sintácticamente.
En segundo lugar, quiero que os fijéis en el orden de las palabras. Veréis patrones generales, como que el sujeto siempre antecede al verbo, o que el atributo antecede al sustantivo. En este último caso encontramos una clara similitud con el inglés. En inglés, como en chino, un coche rojo se dice “un rojo coche” [a red car / 一辆红色]. Con este ejemplo que os pongo os llamo la atención de nuevo sobre lo útil que os será un conocimiento básico de otros idiomas a la hora de aprender chino.

Finalmente, podéis estar tranquilos sobre este tema. A lo largo de las lecciones que pronto empezaré, os mostraré claramente la gramática y sintaxis de los textos y diálogos que os presente, por lo que aprenderéis todo esto casi sin daros cuenta. Además, en una de las lecciones preeliminares que comenzaré a publicar en los próximos días, os enseñaré en detalle las normas sintácticas básicas del chino.